Diferencias entre i3, i5, i7 e i9 | Master Race PC México

 

 

Al ser nuevos en el mundo del hardware nos podemos topar con que existen muchas variantes de procesadores, entre números, letras y precios. Por ejemplo, dentro de nuestro catálogo contamos con PCs que utilizan estos procesadores en varios rangos, como LowSpec, Gama Media, o Gama alta. En el caso de Intel, uno de los primeros valores a ver en sus procesadores es la primer parte de su nombre, donde aparece el “i3”, “i5” o “i7”, por ejemplo.  

¿Qué significan estas denominaciones?

De forma resumida, detallan su Memoria caché, número de núcleos y tecnología como TurboBoost.

 

Memoria Caché

En términos generales, podemos conocer que entre más avanzado sea el procesador, más memoria caché tendrá en su capacidad.

Los i3 tienen entre 3 y 4mb de caché

Los i5 tienen entre 4 y 6mb de caché

Los i7 tienen 8mb de caché

Los i9 tienen de 16 a 24mb de caché

¿Para qué sirve la caché? Básicamente es un espacio dividido por segmentos (L1,L2,L3,L4) donde el procesador aloja datos para acceder a ellos al instante y más rápido que obteniéndolos de la memoria RAM, traduciéndose en una respuesta más rápida a tus acciones en tus programas, o mayor estabilidad en aplicaciones como videojuegos y rendering.

 

Núcleos

Casi siempre, los i3 cuentan con 2 a 4 núcleos, mientras que los i5 tienen de 4 a 6 núcleos. Los i7 por su parte, poseen de 4 a 8 núcleos. Finalmente, los i9 cuentan con 8 núcleos en sus procesadores de última generación.

¿Para qué sirven los núcleos? Estos le permiten al procesador llevar a cabo más tareas con más fluidez.

Algo importante a destacar por aquí es la presencia del HyperThreading en los procesadores i3 e i7, que dividen los núcleos lógicos en núcleos virtuales. Así, un procesador i3 de dos núcleos trabajará como si tuviera cuatro lógicos. A estos núcleos lógicos se les llama Threads o Hilos. Los i5 son los únicos procesadores que no cuentan con esta tecnología.

 

Turbo Boost

Esta tecnología la poseen los i5, i7 e i9, así como algunos procesadores i3 de última generación. Consiste en un aumento de su frecuencia cuando sea necesario.  Por ejemplo, el i7-11700F, que cuenta con una frecuencia base de 2.50Ghz, pero gracias a esta tecnología puede aumentar hasta 4.90Ghz, lo cual resulta en casi el doble de potencia que su forma base.

 

Así, ya conoces las diferencias clave entre los tipos de procesadores disponibles de Intel. Naturalmente, entre más avanzados, mejor será su desempeño en tu PC. ¿Por qué no volvemos a echarle un ojo al catálogo Intel de Master Race y conocemos con qué componentes quedan mejor?

 

 

ComponentesIntel

Deja un comentario